OBEDIENCIA.

PARA LLEGAR A LAS PUERTAS DEL ÉXITO HAY QUE TRANSITAR UN BUEN TIEMPO POR EL CAMINO DE LA OBEDIENCIA.

CUANDO EL PUEBLO DE ISRAEL ESTABA A PUNTO DE LLEGAR A LA TIERRA PROMETIDA, DIOS LES RECALCO DE LA NECESIDAD DE OBEDECER, DE NO OLVIDARSE DE LA LEY DE SU DIOS, EL PUEBLO DE UN MOMENTO A OTRO CAMBIARÍA SU ESTILO VIDA  DE LA ESCASEZ PASARÍAN  A LA ABUNDANCIA.

EN LA ABUNDANCIA TENDEMOS A OLVIDARNOS DEL QUE BENDICE, DEL QUE NOS AYUDA, Y NOS OLVIDAMOS DE SU LEY.

EN LA ESCASEZ O ABUNDANCIA TENEMOS QUE OBEDECER, CUMPLIR, ACATAR LAS ORDENANZAS, Y DIOS NOS BENDICE.

EN LA OBEDIENCIA ESTÁ EL SECRETO DEL TRIUNFO, DE LA VICTORIA.